Blog

Buscando Una Luz

Buscando Una Luz - Logo

Hoy estreno Buscando Una Luz, el relato de los más de 90 días de ingreso en el hospital por coronavirus de mi padre, Javier Izuzquiza. La historia de la grave evolución de su enfermedad, de cómo lo hemos vivido desde la familia, y de todo lo que ha pasado en nuestro país durante el tiempo que él ha estado en coma inducido.

Un podcast para que la sociedad sepa de primera mano cómo es la evolución de los casos más graves de COVID-19, y para que mi padre sepa todo lo que hemos vivido tanto dentro como fuera de nuestras casas: La llegada de la pandemia, el confinamiento, la desescalada y nuestra espera y sufrimiento por su situación. Desde la aparición de los primeros síntomas de la enfermedad hasta su mejoría, pasando por el ingreso en Urgencias, su primer paso a planta, la bajada a la UCI y su situación de salud crítica que le tuvo al borde de la muerte durante unos días.

Buscando Una Luz está diseñado y editado por Alberto Espinosa, y escrito y locutado por mí, Francisco Izuzquiza. Es una producción de Yes We Cast para Podium Podcast.

Todos los ingresos de este proyecto serán donados a Cruz Roja Española. Al final de cada episodio se recuerda a los oyentes que pueden contribuir a la causa enviando un SMS con la palabra ayuda al 28092. De esta manera, donarán 1.20 euros por cada mensaje enviado.

Buscando Una Luz consiste en cinco episodios que se emitirán diariamente desde el lunes 29 de junio hasta el viernes 3 de julio de 2020. El podcast está disponible en Podium Podcast, Spotify, Apple Podcasts, iVoox y en la página web www.buscandounaluz.com.

7 thoughts on “Buscando Una Luz”

  1. Hola Francisco.
    Mi Aita también murió en esos dias.
    De golpe nos lo devolvieron metido en un bote.
    Eso fué un 5 de mayo, y todavía no hemos llorado ni mi Ama ni mi hermana, ni yo.
    No sabemos como se llora todo esto.
    Un fuerte abrazo

    1. Hola Juanma, siento mucho la marcha de tu padre.

      Yo tampoco sé cómo se llora esto, la verdad. Aunque es cierto que nosotros no estamos en la misma situación que la vuestra, porque sí tuvimos la oportunidad de acompañarle durante más de un mes y estar con él hasta el último momento.

      Os mando un abrazo enorme, a ti, a tu hermana y a tu madre. Ojalá nada de todo esto hubiera ocurrido, pero por desgracia es real. Supongo que en algún momento, no sé cuándo, nos acostumbraremos a la nueva vida sin ellos. Lo único que podemos hacer ahora es recordarles para siempre.

      Cuidaos mucho, por favor.

  2. Buena razón llevas en tus palabras.
    Nunca me ví en una de estas, y parece como si desgracias iguales, o parecidas en esencia, crean la sensación de ser Comprendido, y de ahí la necesidad de mandar un abrazo.

  3. Hola, acabo de verte en el programa de Iker Jiménez, y me has parecido una persona íntegra y de gran corazón. Quiero darte mi más sentido pésame, y a la vez decirte que haces una gran labor por los demás, y que gente como tú que tiene el don de comunicar sus sentimientos a los demás son muy importantes para la sociedad porque ayudan a otras personas a seguir viviendo en un mundo que a veces no da razones para hacerlo. La gente como tú es la que hace que otros se sientan reconfortados al ver que todavía hay personas que usan su talento para ayudar en lo que pueden a los demás. Te mando un fuerte abrazo a ti y a tu familia

  4. Buenas Noches Francisco a día de hoy era una más de las personas excepticas a esta Enfermedad. Lo primero mi más sinceras condolencias por vuestra gran pérdida, y lo segundo: hoy aprendí a tiempo a respetar a esta infernal enfermedad tengo una bella familia con 3 niños y mi marido y gracias a tu persona y tus declaraciones los mantendré a salvo. Mil gracias Francisco porque acabas de salvar 5 vidas la voz de tu madre me llegó profundamente. ¡¡¡Mil Gracias!!!!

  5. Buenas noches Francisco,

    Increíble la forma de transmitir tus sentimientos, me has llegado al alma, precioso y a la vez súper doloroso. Admirable lo que has hecho

    Perder a un ser querido es horrible una mierda vamos, no nos han enseñado a asumir que la muerte forma parte de la vida a pesar de ser así. Nunca se supera algo así pero supongo que aprendemos a vivir con ello.

    Me has roto con esas palabras «me duele soñar, me duele olvidarte, me duele vivir…»
    La vida es un regalo día a día ( a pesar que a veces nos putea) y que no te duela soñar, sueña! Es un momento dónde puedes volver a estar con él como si nada hubiera pasado ( yo de pequeña antes de dormir pensaba y deseaba lo que quería soñar y muchas veces lo conseguía, pruébalo! ) Y jamás podrás olvidar a alguien tan especial, lo llevarás siempre contigo, todo su amor y fuerza, eso nadie ni nada te lo puede arrebatar.

    Os mando a toda la familia mucho amor!!

  6. Mi querido Francisco,
    No nos conocemos apenas de nada, no nos hemos visto antes, tan solo te he escuchado… He escuchado ese sentimiento convertido en palabras que salen del corazón, como no podía ser de otra manera, y, ya parece que nos conocemos de toda la vida. Que somos más que conocidos, amigos, de siempre, para siempre. Tómalo al pie de la letra, por favor; de esa manera quiero que sigamos, siendo amigos, hasta el final, hasta siempre.
    La vida nos da lecciones maravillosas a pesar del las adversidades. Una de ellas, tal vez la más dolorosa, la pérdida y el dolor de sentir sufrir a las personas que queremos. En este caso, y aún a pesar del dolor, la vida también ha sabido sacar algo maravilloso de ti, de vosotros, de todos.

    Justo en este momento, cuando escuchaba tus palabras, acompañado de esa música maravillosa, sentía que hay cosas que nos hacen irremediablemente iguales a los demás: la primera de ellas es cómo nacemos, la segunda, la muerte inherente a todo ser humano, y la última, el dolor, propio o ajeno a nuestra piel, aunque a veces más doloroso este último.
    Según iba recorriendo tu postcast, identificaba cómo propio cada palabra, cada sentimiento, tan bien expresado como lo haces, dulce, a pesar del dolor, tierno a pesar de la tragedia, con esperanza a pesar de que soñar duela, como duele, respirar, despertar, e incluso sonreír…

    Me atrevo a pedirte desde mi experiencia, que Nunca dejes de hacerlo: nunca dejes de respirar, de sonreír, de despertar, de soñar, de crear,…porque eso, precisamente nos convierte en más humanos. Necesitamos humanos virtuosos, con confianza en la vida a pesar de todo.
    Por favor no dejes de ser tú.
    No dejéis de ser quienes sois: una familia maravillosa, con mucho que dar aún a la vida.

    También yo sufrí importantes pérdidas hace algún tiempo.
    En este mundo donde todo surge con prisas, donde lo urgente no deja lugar a lo verdaderamente importante, apenas tuve ocasión de compartir mis sentimientos, mi dolor…
    Sin embargo, escuchándote me recordé a mi misma.
    Me doy cuenta que el dolor nos hace además de próximos, cercanos, amigos,…iguales.

    Desde mi hogar, y a tan solo unos kilómetros de distancia de todo lo que viviste, recibe mi amor, y más luz si eso fuera posible,

    Una amiga, desde siempre y para siempre,
    Susy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *