Blog

El insólito caso de iTunes y los podcasts.

el insólito caso de itunes y los podcasts

Para explicar el papel de iTunes en el mundo del podcasting, vamos a imaginar la siguiente historia.

Un supermercado ecológico situado justo frente a la puerta de un colegio. Cada tarde al final de las clases, cientos de padres pasan con sus hijos por delante. De pronto aparece el jefe, con los ojos iluminados, voceando la idea que le asaltó anoche en la cama:

– ¡Lo tengo! ¡Lo tengo! ¡Vamos a poner muchos bollos en el escaparate!

Los empleados se miran entre sí, sorprendidos. Porque este supermercado ecológico no tiene sección de bollería. Incapaces de decir una palabra mientras su jefe ya está con la cinta en la mano tomando medidas de cómo implantar su gran idea.

– Van a estar aquí, en esta esquina, abajo a la derecha. ¡Van a quedar genial!

Uno de los cajeros – aún con un par de billetes en la mano y dejando a medias a una señora a la que le falta el cambio – se atreve a preguntar sin levantar demasiado la voz, por si es el único que no ha entendido la maravillosa ocurrencia.

– Pero jefe… ¿Para qué quiere usted poner bollos en nuestro escaparate? Si nosotros no vendemos eso.

– ¡Somos un supermercado! ¿No lo ves? ¡Los padres verán los bollos para los niños en el escaparate y terminarán haciendo la compra aquí!

– Pero entonces, ¿vamos a vender meriendas también?

– ¡No! ¡Eso es lo mejor de todo! Una vez entren, les enseñaremos lo que vendemos en nuestra tienda. ¡Es un plan perfecto!

Y pusieron los bollos. Los chavales se paraban a mirarlos cada tarde. De vez en cuando alguien entraba a preguntar por ellos. Y muy de vez en cuando, alguien acababa picando y llevándose la compra de la semana. Todo ecológico. Pero sin la merienda del chaval.

El insólito caso de iTunes y los podcasts.

Apple decidió incorporar los podcasts a iTunes en el año 2005. En aquel momento el mismísimo Steve Jobs ya hablaba de convertir al podcasting en una corriente mainstream y la describía como la nueva generación de la radio. Tras apenas dos días, iTunes ya contaba con un millón de suscriptores. (¿En serio seguimos hablando del boom del podcasting hoy en día?) En 2013 se anunció que esa cifra había llegado a mil millones.

Y hasta aquí podemos leer en el curioso mundo de iTunes, los podcasts, las estadísticas y todo lo que rodea a este ámbito.

steve jobs apple ipod
Apple, Steve Jobs y el iPod. Sin ellos el podcasting no tendría este nombre, probablemente no habría llegado donde está ahora y desde luego este blog no existiría.

Es innegable el gran papel de Apple al mundo del podcasting. Más allá de bromas sobre qué palabra habría sustituido a “podcast” si el iPod nunca hubiera existido, la aportación de iTunes en la distribución de este formato ha sido una de las claves de su crecimiento. Desde 2005, todo poseedor de cualquier aparato que pueda tener iTunes en su interior (iPod, iPad, iPhone, los Mac e incluso los PC) tiene a su alcance un catálogo brutal de producciones de audio. En 2012 decidieron separar la app Podcasts del resto de iTunes para sus dispositivos iOS, haciéndolo aún un poco más sencillo para los usuarios.

iTunes es, seguramente, el mayor distribuidor de podcasts del mundo.

“Seguramente” porque si en algo se caracteriza Apple en el mundo del podcasting es por su opacidad respecto a los números. De cara al público, los usuarios no pueden ver el número de descargas de una app, de una película, de un disco o de un podcast de forma pública. Todos juegan en la misma liga.  Sin embargo, Apple sí ofrece el número de descargas de las apps publicadas en iTunes a los desarrolladores. En los podcasts no. Yo no puedo saber – a través de iTunes, porque hay otras formas – cuánta gente ha descargado mi programa con ellos. Y eso es un problema grande, incómodo, cuando hablamos de la mayor plataforma de distribución de podcasts a nivel mundial. Algo que se presupone por la experiencia de los podcasters, porque de nuevo no hay cifras “oficiales” continuas con las que respaldar esta información.

“Distribuidor” es otra palabra clave. Apple te permite colocar tu podcast en su sistema y a partir de ahí no hace absolutamente nada más. Si te lo curras, haces un buen producto y tienes descargas, tendrás tu recompensa en forma de visibilidad dentro de iTunes y sus rankings, lo cual supone un gran impulso, sin duda.

Pero a partir de aquí, volvemos al sistema opaco. Nadie sabe muy bien cómo decide iTunes cuáles son los programas más importantes en cada momento. En su sección “nuevo y destacado” puedes encontrar la nueva producción de una emisora importante junto a un podcast del que nadie ha oído hablar en su vida. Y al lado un programa que lleva tres años sin actualizarse. Lo mismo ocurre con sus rankings de los más destacados. En general los resultados tienen cierta lógica. Pero no acaba de concretarse un criterio al que productores y oyentes puedan atenerse.

Y entonces, ¿para qué quiere Apple los podcasts en iTunes?

Marketing, marketing, marketing.

El negocio de iTunes es la venta de música, películas y apps a sus usuarios. Así que no está nada mal contar con mil millones de suscriptores que se acercan a tu negocio. Si de paso me sirve para conocer tus gustos, quizá te pueda recomendar algo que te pueda interesar. Y si de vez en cuando compras, perfecto. Dado que en realidad Apple no aloja los podcasts sino que simplemente los replica, el podcasting les resulta una herramienta barata.

Alguien tuvo la idea de colocar la bollería – los podcasts – como reclamo en la tienda de Apple, que vendía algo parecido pero no igual. Se dieron cuenta de que funcionaba como reclamo. Y que de vez en cuando alguien compraba. Le dieron un poco más de espacio. Pero en estos once años apenas han evolucionado el concepto. Y realmente tiene sentido este parón: Apple nunca se ha caracterizado por dar nada a cambio de cero euros. Su apuesta por el podcasting es algo extraño en ellos que les ha funcionado, al contrario que otros experimentos como su fallido lanzamiento de su propia red social (¿os acordáis de Ping?). No es su sector. No es su filosofía.

¿Qué puede aportar Apple al mundo del podcasting a partir de ahora?

Como poder aportar, podría aportar muchísimo. Pero creo que en este sentido el gigante que más podria ayudar es Google. Así que siendo realistas, lo que le podríamos pedir a Apple es transparencia.

Si iTunes no va a publicar las cifras de descargas de sus apps, discos, películas o podcasts, perfecto. Pero sí sería muy útil que las ofrecieran a los propios creadores de contenido. Primero porque, siendo iTunes un transatlántico en cuando a podcasting, son cifras muy grandes que ayudarían a rentabilizar el sector. Y segundo, porque Apple tiene la suficiente credibilidad como para que sus cifras ya estén validadas por ellos mismos. Y en el mundo del podcasting, que aún trata de vencer la resistencia de la verificación de números, eso sería genial.

A partir de aquí, el desarrollo iría más ligado a otros conceptos como una actualización del sistema RSS, del que hablaremos otro día. Porque, repito, iTunes se limita a colgar lo que tú ya estás publicando en otro lado. Nada más.

El problema es que, al poner los bollos en su escaparate, le está haciendo la competencia indirecta a la pastelería que hay justo en la calle de detrás del colegio. Y ni siquiera es su sector, pero…

2 thoughts on “El insólito caso de iTunes y los podcasts.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *